<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4000921\x26blogName\x3dAs+Imagens+e+N%C3%B3s\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://asimagensenos.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3dpt_PT\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://asimagensenos.blogspot.com/\x26vt\x3d8145402830606333396', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
quarta-feira, janeiro 18, 2006
PROVEDORIAS

A crónica de Sebastian Serrano, no El País, trata da "objectividade" dos números. E afinal nem os números escapam aos modos de os enunciar:

"Los periódicos echan mano de los porcentajes en sus titulares cada vez con más frecuencia. Es una manera gráfica de mostrar la voluntad de ser precisos, de buscar el aval de los números para expresar el deseo de objetividad. Ahora veremos que también los porcentajes dejan bastante margen a la subjetividad.

(...)
Para profundizar en el tema, el lector recomienda el libro Un matemático lee el periódico, del estadounidense John Allen Paulos, publicado hace 10 años en España por Tusquets.

Este divulgador de las matemáticas no recoge en esa obra un caso idéntico, pero sí guarda gran similitud la referencia que hace a las dos maneras que hay de abordar la incidencia de una enfermedad. Veámoslas: "Si se quiere realzar la seriedad de un problema, lo normal es que se hable de la cantidad de afectados a escala nacional. Si se quiere mitigar su importancia, lo más probable es que se hable de su índice de incidencia. Así, si una persona de cada 100.000 tiene determinada enfermedad, a nivel nacional habrá 2.500 casos ".

Allen Paulos añade: "La segunda cantidad parece más alarmante y en ella harán hincapié los maximizadores. Cargar las tintas en la situación de algunas de estas 2.500 personas publicando o televisando entrevistas con los familiares y amigos hará aún más dramático el problema. Los minimizadores, por su lado, podrían comparar la situación con un atestado campo de béisbol durante una eliminatoria de copa y señalar a continuación que solamente una persona de cada dos campos deportivos así de llenos padece la enfermedad en cuestión".
 
José Carlos Abrantes | 11:50 da manhã |


0 Comments: